Envío GRATIS

8 Pasos claves para relajarte en tu día a día

¿Buscas la calma dentro de la tempestad que propone (impone?) el ritmo de la vida cotidiana? A veces la ansiedad no nos deja pensar bien.

Si estás aquí, ¡ya has dado un gran primer paso!

A veces resulta difícil hacer una pausa y relajar el cuerpo y la mente, aunque a decir verdad, para lograrlo no necesitas hacer grandes movimientos, sino generar pequeños hábitos. Dedícate momentos de conexión para ti y de estar en el presente.

Este artículo no trata acerca de recetas mágicas ni de ejemplos a seguir,  trata de ti y de pequeños autoregalos que puedes hacerte y que están al alcance de tu mano.

pequeños momentos

Aquí van nuestros ocho consejos para que tengas en tu cotidianeidad momentos de relax, sin necesidad de frenarlo todo:

  1. Tu hogar es el espacio donde siempre puedes relajarte más.

    Trata de contar con objetos que transmitan calma, colores, muebles cómodos: al igual que con las buenas compañías, es necesario discernir y ser conscientes de lo que nos rodea.

    Para ello será útil preguntarnos ¿Qué me transmite esto?

    En este punto podemos priorizar, al menos en nuestro espacio más habitual, la presencia de elementos naturales como plantas, cascadas, llamadores, piedras en todas sus variedades, ya que aportan tranquilidad al ambiente gracias a su energía, sonido o vibración.

    No guardar objetos sucios, viejos, o rotos.

    Antes de entrar en tu casa, haz una pausa y libérate de las energías del exterior. Respira profundo y luego ingresa.
  1. Desconectar, es tan importante como conectar.

    Dedícate un momento en que no uses pantallas. Quizás una pausa durante el almuerzo, o un break de 15 minutos en la tarde. Aprovecha para retomar esa novela que quedó a la mitad, o disfruta de una buena conversación.

    Luego puedes ir dándote pausas más largas: un día, un fin de semana, etc.
  1. Estar a solas: ¿cuándo fue la última vez que pasaste un momento contigo?

    Quizás sea  hora de re habitar esos espacios. Imagínate: un baño caliente, tu comida preferida, buena música y sin ningún apuro. ¿Te animas?
  1. Momentos de meditación, oración:
    Elegir un espacio tranquilo y silencioso dentro de tu hogar, lo más apartado posible, haz tu ritual preferido y sumérgete en la calma de la meditación, o en la devoción de tus rezos.

    Si no dispones del tiempo suficiente, dedícale al menos un minuto, un momento para pensar en tí. Cierra los ojos y observa cómo te sientes, cómo está tu cuerpo, conecta con tu respiración y luego intenta seguir con tu día manteniendo este espacio dentro. 
  1. Regálate un masaje:
    tu cuerpo y tu mente lo agradecerán mucho! Quizás éste sea un buen momento para explorar el automasaje y conectar con la habilidad de tus manos y el tacto sanador.

    Puedes comprar algunas bombas de baño, cremas, sales, aceites y muchos accesorios más.

    Los beneficios del masaje son muchos, así que ya sabes, ¡siempre es un mimo y destraba muucho físicamente pero también emociones!
  1. Da un paseo, camina: si mencionáramos todos los beneficios que aporta el movimiento, este post sería interminable. No es necesario correr una maratón ni retomar el deporte de tu infancia (¡si lo haces, estupendo!).

    Una simple caminata ayudará mucho a cuidar tus articulaciones y estimular el torrente sanguíneo oxigenando todo tu cuerpo.

    Resultado: generar energía, vigor, y cansarse un poco y sudar, sobre todo en esas noches en que cuesta relajarse para dormir o esos días en que la ansiedad se hace más evidentes.
    paseo

  1. Escucha música: Pon música relajante, sonidos de la  naturaleza, instrumentales de piano. Puedes incluirla en tus baños, puedes escuchar meditaciones o podcast de respiración. Anímate a experimentar nuevas sensaciones.

  1. Escribe tus ideas: si lo prefieres, puedes también grabar notas de voz con el móvil. Este punto es una buena oportunidad para decretar tus intenciones en voz alta, hacer listas de tareas, escribir una carta, etc.  Lo importante es liberar tu mente del pensamiento constante.

Hemos llegado al final de este encuentro, ¡pero al comienzo de la práctica!

Antes que nada, recuerda que no necesitas hacer grandes movimientos, sino generar pequeños hábitos. Dedícate momentos de placer y de estar en el presente.


Quizás exista algún punto que ya conocías, o algún otro que lees por primera vez.

Cuéntanos qué te pareció. Deja en comentarios cuál es tu preferido, o cuál te gustaría agregar a la lista.

Esperamos que esta información te haya sido de utilidad.


Te deseamos mucha paz y una vida llena de pequeños gestos que aporten plenitud a tu día a día.

Namasté.


Sale Off
Collares Esenciales
€34,90
Sale Off
Set 5 Pulseras Samsara - Cruz Elemental
€60,00€37,90
Sale Off
Pulsera del Chakra Corona
€21,00€12,00
Sale Off
Pulsera de la empatía
€22,00€12,00
Sale Off
Pulsera Triple con cruz
€25,00€17,90

Sigue leyendo...

10 enseñanzas de líderes espirituales
El mundo está lleno de líderes espirituales que han marcado la historia y la cultura de la humanidad con sus...
Las lunas y su poder energético
La Luna es el satélite natural de la Tierra y tiene una gran influencia en nuestro planeta y en nosotros...
Los 3 estados de la mente.
¿Sabías que tu mente puede estar en tres estados diferentes según la energía que la domina? Estos estados son: Sattva,...

4 comments

  • Grata pela vossa partilha. O texto é bastante útil para o meu dia a dia e tem alguns pontos que já pratico, o que faz com me sinta muito melhor e principalmente ter a capacidade de aceitar e perdoar.

    Dália Pereira
  • Gratidão pelas belas dicas, 🙏🏻❤️❤️❤️

    Branca Silva
  • Sugestões interessantes, destaco o facto de que através de pequenas mudanças se conseguem alcançar grandes resultados.

    Teresa
  • Sugestões interessantes, destaco o facto de que com pequenas mudanças se conseguem alcançar grandes resultados.

    Teresa

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published